17 feb. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

Ciencia para revelar la historia: tras la pista de Tartessos

¿Cómo se fabricó el tesoro del Carambolo? Una nueva técnica de micro-fluorescencia desarrollada por investigadores del Centro Nacional de Aceleradores, en Sevilla, revela nuevos secretos sobre uno de los mayores tesoros del periodo tartésico en España.
16/02/2017. National Geographic.

El 30 de septiembre de 1958 será recordado en los alrededores de Sevilla por el hallazgo arqueológico realizado en la localidad de Camas. El descubrimiento en cuestión tuvo lugar en los terrenos de la Real Sociedad de Tiro de Pichón de la villa hispalense, durante el transcurso de unas obras para la ampliación de las instalaciones. Fue entonces cuando la azada de uno de los operarios de la obra golpeó un objeto metálico. Este, sería la primera de las 21 piezas que pondrían -por fin- en el mapa a la civilización tartésica.

El conocido como el tesoro de El Carambolo, así bautizado por el cerro en que se encontró, está formado por 21 piezas de oro de 24 quilates. Juntas suman un peso de 2.950 gramos. Entre las piezas halladas, se encuentran dos brazaletes, dos pectorales, un collar y 16 placas de oro, encontradas todas ellas dentro de un recipiente de barro ovalado, junto a algunos restos de cerámica y los huesos de varios animales. Las joyas gozan de un estado de conservación óptimo salvo por algunos rasguños producidos en el momento en que fueron halladas. Estas, profusamente decoradas, dan testimonio de un arte fastuoso, delicado, bárbaro, y a su vez, de una muy notable unidad de estilo.

Las interpretaciones más aceptadas afirman que las piezas del tesoro formaron parte de los adornos de alguna figura política o religiosa de alto estatus. Sin embargo, por otra parte, el ya fallecido historiador y arqueólogo J. M. Blázquez Martínez de la Universidad de Salamanca explica en su obra, La religión de los pueblos de la Hispania preromana, que el toro fue una figura muy venerada por varias culturas en la península Ibérica. Y en este sentido, otras hipótesis más recientes, basadas en criterios arqueológicos y etnográficos, apuntan que podría tratarse, en parte, de los adornos un toro sagrado.

El tesoro del Carambolo es un conjunto de joyería de oro datada entre los siglos VIII y VI a.C, y que representa un conjunto estilístico sin igual en el campo de la arqueología.

Sea como fuere, de lo que no cabe ninguna duda es de que el tesoro del Carambolo es un conjunto de joyería de oro datada entre los siglos VIII y VI a.C, y que representa un conjunto estilístico sin igual en el campo de la arqueología. Sus características morfológicas y de manufactura no se han encontrado en otros objetos del mismo periodo en la península Ibérica, por lo que la incógnita respecto a su significado y función sigue siendo objeto de estudio y discusión entre los expertos.

Un pueblo perdido en tiempo
Si bien es cierto que existe una extensa literatura en torno a la cultura tartésica, - a la que se vincula el presente tesoro- poco de lo escrito hasta el momento se puede respaldar con total seguridad. Ya en el Libro de los Reyes, en el Antiguo Testamento, escritas en torno al siglo VII a. C. pueden encontrase las primeras alusiones a esta civilización, localizada en lo que fue un lejano y misterioso lugar llamado Tarsis. Dícese que cada tres años las naves del Rey Salomón, volvían de esta ciudad, situada al sur de la península Ibérica, cargados de oro, plata y diversas riquezas.

Dos siglos más tarde, ya en el V a.C., también Heródoto de Halicarnaso, considerado padre de la historia, hacía referencia a Tartessos en sus escritos. En ellos alude al rey Argantonio, "el hombre de plata", último rey tartésio, con el que el reino llego a su fin, y el único del que se tienen referencias históricas. Tan solo un siglo antes, en el VI a.C el poeta Anacreonte también dejaría escritas algunas referencias en torno a esta misteriosa civilización.

Aurelio Padilla Monge, profesor de historia antigua en la Universidad de Sevilla, en su trabajo Algunas notas sobre la figura de Argantonio y sus elementos míticos, publicado en el Archivo Español de Arqueología, afirma que, buena parte de la historiografía centrada en la Iberia prerromana defiende que aquello que los griegos llamaron Tartessos fue una elaboración de la imaginación griega, construida a partir de algunos datos ciertos, y que acabó finalmente por integrarse en la mitología helena. De hecho la civilización tartésica -junto con la Atlántida- es unos de los grandes misterios que hunden sus raíces en la Grecia Clásica.

De cualquier modo, los restos de distintos yacimientos arqueológicos sitúan a una hipotética civilización tartésica en el valle del Guadalquivir, al suroeste de la península Ibérica, en el territorio conformado entre las ciudades de de Sevilla, Cadiz y Huelva durante la Edad del Bronce, y algo mas tarde, alcanzada la Edad del Hierro, desplazada en el espacio hacia el norte, al sur de Badajoz, e incluso hasta Portugal.

De este modo, aunque se sitúa a los tartesios en el interior de la península ibérica, y a sus vecinos fenicios en las áreas de litoral, la cercanía entrambos alimenta el debate en la actualidad sobre como fue la relación entre sendos pueblos. O si se trataba, verdaderamente, de dos pueblos distintos. Entre los estudiosos de la materia hay quien piensa que entre tartesios y fenicios existió un gran entendimiento y una fructífera coexistencia, origen de la posterior fusión de las dos culturas, y lo que motiva en la actualidad la imposibilidad de discernir -en términos arqueológicos- entre sus diferencias.

Arrojando luz, y rayos X, sobre el misterio
Tartésico o fenicio, la importancia del tesoro del Carambolo y el interés por su estudio en profundidad, ha llevado a los investigadores del Centro Nacional de Aceleradores a desarrollar un nuevo sistema para el análisis de sus piezas. Se trata de un nuevo sistema portátil de micro-fluorescencia de rayos X.

En el estudio de los hallazgos arqueológicos surgen a menudo preguntas imposibles de ser contestadas sin la ayuda de ciertas disciplinas científicas

En el estudio de los hallazgos arqueológicos surgen a menudo preguntas imposibles de ser contestadas sin la ayuda de ciertas disciplinas científicas. Algunas de estas cuestiones abarcan el tipo de material que constituye un objeto, su procedencia o su edad. Así, en los últimos años, la aplicación de estos métodos de análisis en el estudio de piezas de otras épocas ha permitido un aprendizaje sin precedentes. El conocimiento de la estructura de los materiales y los procesos químico-físicos relacionados con la creación de un objeto permite revelar el desarrollo tecnológico de los artesanos de la época, además de proporcionar una valiosa información para su conservación, restauración y la autenticación de los materiales que componen una obra de arte.

Simona Scrivano del departamento de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Sevilla explica que: "en el ámbito de las técnicas aplicadas -como es el caso- a la joyería antigua en particular, hay numerosas características analíticas a tener en cuenta debido a la particularidad y heterogeneidad de los objetos que se quieren estudiar. También debido al gran valor de las piezas, su unicidad y a las restricciones en materia de seguridad de los museos y fundaciones a cargo de las mismas".

La micro-XRF, (por sus siglas en inglés), es una técnica de análisis más moderna que permite el examen detallado de pequeñas zonas de la muestra

"Un requisito fundamental en el estudio del tesoro del Carambolo y otros hallazgos arqueológicos, es obtener una elevada resolución espacial que permita distinguir los diminutos detalles que presentan los objetos analizados, tales como las decoraciones y las zonas de soldaduras, a veces de un tamaño inferior a 50μm", comenta la investigadora a National Geographic. Esta es la razón que motivó el desarrollo de un nuevo equipo portátil de micro-fluorescencia de rayos X.

La micro-XRF, (por sus siglas en inglés), es una moderna técnica de análisis que permite el examen detallado de pequeñas zonas de la muestra estudiada. Esta, consiste en el análisis de los rayos X emitidos por dicha muestra , - en este caso las piezas del tesoro- tras haber sido expuesta a otro tipo de radiación primaria. Posteriormente, a partir de una técnica conocida con el nombre de espectrometría, se analiza la radiación devuelta. Con ello, a partir de los datos obtenidos se torna posible averiguar de que elementos se compone el objeto estudiado así como la proporción en la que se encuentran.

La importancia del detalle
El nuevo equipo de micro-XRF fue desarrollado por investigadores del Centro Nacional de Aceleradores y de la Universidad de Sevilla con una idea general muy concreta: conseguir un instrumento capaz de analizar a escala micrométrica (inferior a 100 μm) los detalles presentes en las joyas arqueológicas.

Aunque el tesoro del Carambolo ha atraído la atención de numerosos investigadores desde su descubrimiento, aún faltaba por realizar un estudio detallado de los procesos de soldadura empleados y de las técnicas de producción. Según nos indica Scrivano: "el nuevo equipo portátil de micro-XRF ha verificado la validez del uso del nuevo sistema para analizar detalles muy pequeños tales como elementos decorativos y áreas de unión".

Los objetos fabricados en un único taller bajo la estrecha colaboración entre varios orfebres con diferentes conocimientos tecnológicos

Los resultados del artículo“Non-destructive micro-analytical system for the study of the manufacturing processes of a group of gold jewels from ´El Carambolo` treasure” han sido publicados recientemente en la revista Radiation Physics and Chemistry. El análisis de los resultados sobre el estudio llevado a cabo en 11 de las 21 piezas del tesoro ha podido establecer la existencia de varias etapas de construcción en algunas de las joyas, así como la presencia de tres tipos distintos de soldaduras.

Del mismo modo, se ha evidenciado una serie de similitudes y diferencias en las técnicas de manufactura empleadas para la producción de los objetos. Respecto a las similitudes, destacan la homogeneidad en la composición de las aleaciones; el uso de un mismo punzón para producir las tapas con forma de roseta de las cápsulas; la misma técnica de soldadura para unir los elementos decorativos similares, y el empleo del mismo patrón decorativo en todas las joyas. Estas similitudes tecnológicas abren paso a la hipótesis de que todos los objetos de dicho grupo fueron realizados en el mismo taller.

Atendiendo a las diferencias encontradas, como el uso de dos soldaduras distintas, una rica en plata y otra llevada a cabo mediante una aleación de plata y cobre, se evidencia la presencia de un conocimiento tecnológico procedente de dos culturas diferentes. Lo más relevante es la coexistencia de las técnicas de producción de estas dos culturas distintas, una atlántica y otra de origen fenicio.

A la luz de estos resultados, se podría avalar la hipótesis de que los objetos del tesoro de El Carambolo fueron fabricados en un único taller bajo la estrecha colaboración entre varios orfebres con diferentes conocimientos tecnológicos y procedentes de pueblos distintos. También pone de manifiesto el gran conocimiento, aunque empírico, por parte de estos orfebres antiguos de las propiedades de las distintas aleaciones, además de ser capaces de controlar las pequeñas variaciones de temperatura a las cuales ocurren los diferentes procesos, algo sin duda asombroso para la época, independientemente de que se tratase de tartesios o fenicios.
Leer más »

14 feb. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

La Junta impulsa la declaración BIC del conjunto megalítico de Gorafe y del río Gor

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, ha reafirmado el apoyo de la Junta a las estrategias de desarrollo de Gorafe y de la zona con iniciativas como el impulso a la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del conjunto megalítico de esta localidad y del valle del río Gor, declaración que ya cuenta con los informes favorables de la Delegación de Cultura. Articulo Relacionado Andalucía impulsa la mejora de la sanidad vegetal con ayudas a los Grupos Operativ ...

Leer mas: http://www.europapress.es/esandalucia/granada/noticia-junta-impulsa-declaracion-bic-conjunto-megalitico-gorafe-rio-gor-20170214144644.html
Leer más »

13 feb. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

Charla "La ciudad es de todos/as", por el Profesor Jorge Benavides

Leer más »

11 feb. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Itálica busca su valor excepcional


Jóvenes paseando por el conjunto arqueológico.
.
Una jornada de expertos que se celebrará en mayo será clave en el impulso a su candidatura para ser Patrimonio Mundial.
08/02/2017. El Correo.

No es que no sea extraordinario pasear por las ruinas de la primera ciudad romana fundada fuera de territorio italiano y cuna de dos emperadores como Trajano y Adriano, pero para codearse con los mejores Itálica necesita encontrar su Valor Universal Excepcional (VUE), un requisito imprescindible para que sea inscrita como Patrimonio Mundial de la Unesco. Y ese será el objetivo último de las jornadas de expertos, promovida por la asociación civil Unión Cívica del Sur de España (Civisur), que se celebrarán el próximo mes de mayo, y en las que se darán cita profesionales de renombre en materias como la arqueología, la geografía o la arquitectura.

Serán precisamente las conclusiones de las jornadas las que permitan encontrar ese elemento diferenciador con el que impulsar una candidatura a patrimonio mundial que viene de lejos, según explica la secretaria de Civisur, Concha Cobreros. Ella misma formó parte, en 2014, del primer intento de poner en marcha esta iniciativa a través de la Fundación Itálica de Estudios Clásicos. Pero aquella propuesta murió con la propia fundación por, entre otras cosas, «falta de fondos», lamenta Cobreros, de ahí que ahora, de la mano de Civisur y con el apoyo de instituciones como la Diputación, la Junta de Andalucía o la Universidad de Sevilla, se haya retomado, eso sí, sin ninguna prisa.

«Somos conscientes de que es un proceso largo, de muchos años», reconoce Cobreros, «por eso vamos a ir afianzando los pasos que vayamos dando», como conseguir una coalición de investigadores multidisciplinares con nombres tan reconocidos como Fernando Amores, Pilar León, Víctor Fernández Salinas o Rocío Silva, quienes ya se han sumado a defender el proyecto, algunos de ellos incluso dentro del consejo asesor constituido para la ocasión. Desde sus campos se pondrán en marcha nuevas líneas de investigación y se aportará el conocimiento generado por otras que ya están en marcha, como las de los investigadores León y Amores, de excelencia en el Traianeum y para las prácticas de los alumnos del máster en Arqueología, respectivamente.

El respaldo académico ya es, por tanto, notable, y se prevé que se incremente en breve gracias a la incorporación de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y de la Universidad Pablo de Olavide (UPO). Y es que la «base científica se antoja fundamental» para la redacción de un proyecto que, una vez incluya el VUE, deberá ser defendido en primer lugar por el Gobierno autonómico, luego por el Gobierno Central y, finalmente, ante la Unesco, donde el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés) tendrá la última palabra.

En cualquier caso, Cobreros afirma que de momento existen dos líneas principales sobre las que versará posiblemente el valor excepcional de Itálica. Por un lado, su valor arqueológico y patrimonial y, por otro, su valor paisajístico. En este sentido, se plantean propuestas complementarias que podrían incluir otros monumentos como el Monasterio de San Isidoro del Campo, también ubicado en Santiponce y muy cercano a las ruinas de Itálica, «y tampoco se descarta incluir toda la cornisa del Aljarafe hasta el Cerro del Carambolo», señala la secretaria de Civisur. Todo sea por entrar en los requerimientos actuales del Comité del Patrimonio Mundial.

La percha de actualidad para darle un impulso a la candidatura en este 2017 es, además, innegable, pues se cumplen 1900 años de la muerte de Trajano y el ascenso al poder de Adriano, lo que está dando lugar a numerosas actividades de conmemoración de una efeméride que pondrá a Itálica «en el punto de mira de todo el mundo de la Cultura».

A pesar de las evidentes posibilidades, el camino hasta formar parte del patrimonio mundial no será fácil «y quizás sea un sueño, pero todas las cosas importantes ocurrieron porque alguien las soñó antes», sentencian desde Civisur.
Leer más »

8 feb. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Los prehistóricos que usaban el cuarzo en vez del sílex no eran más arcaicos

Las sociedades prehistóricas que usaron el cuarzo para hacer sus herramientas en vez del sílex también eran comunidades complejas y avanzadas, según los nuevos estudios recogidos en un monográfico de la revista Quaternary International.
07/02/2017. EFE.

El cuarzo, pese a ser uno de los minerales con mayor presencia en la corteza terrestre, ha sido considerado tradicionalmente por los arqueólogos como un recurso de escasa importancia, propio de sociedades arcaicas.

En cambio, estos nuevos estudios demuestran la complejidad económica, tecnológica, social y simbólica equiparable a la registrada en los grupos que habitaban otros territorios donde el sílex era un material frecuente, y al que se le ha dado más valor.

Según los investigadores, estos resultados pueden considerarse como una prueba evidente de la flexibilidad y capacidad de adaptación de las sociedades prehistóricas a los cambios y condicionantes de los diversos territorios.

El monográfico es fruto del trabajo de miembros del GEPN-AAT (Grupo de Estudios para a Prehistoria do Noroeste Ibérico- Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio) de la Universidad de Santiago de Compostela y del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), que lo han editado conjuntamente.
Durante millones de años y hasta la generalización de la metalurgia, hace apenas unos milenios, la fabricación de herramientas líticas fue un aspecto fundamental de la economía y tecnología de las sociedades prehistóricas, por lo que su estudio es importante para que los arqueólogos puedan comprender y reconstruir las sociedades pasadas.

En ese sentido, la investigación se ha centrado tradicionalmente en aquellas herramientas hechas en sílex (que, de hecho, es un tipo de cuarzo), dado que esta roca presenta una mejor calidad para la talla, lo que facilita la fabricación de piezas más complejas e, incluso, más atractivas desde un punto de vista estético.

Sin embargo, en aquellos territorios en los que el sílex es una materia prima muy escasa, como en Galicia o el extremo Noreste de la Península Ibérica, los grupos prehistóricos tuvieron que recurrir a otros materiales, como el cuarzo.

Pese a ser uno de los minerales más comunes de la corteza terrestre, se había prestado muy poca atención al estudio de estos materiales, ya sea en su variedad más común, el cuarzo lechoso, o en su variedad más pura, el cristal de roca.

Los investigadores lo han considerado tradicionalmente como un mero recurso de sustitución, de mala calidad, y que no permitía obtener la misma estandarización morfológica de las herramientas que en sus homólogos en sílex.

Esta aproximación llevó a que, en algunos casos, se tachase de arcaicos a los grupos prehistóricos que fabricaban sus herramientas en cuarzo.

Sin embargo, el monográfico reúne 16 contribuciones de especialistas nacionales e internacionales que explican el papel que el cuarzo jugaba en las sociedades prehistóricas desde un punto de vista económico, tecnológico, funcional y simbólico.

Según los autores, estas contribuciones ayudan a romper con los paradigmas tradicionales de la arqueología y aclaran el conocimiento que estos grupos prehistóricos tenían sobre este material y las posibilidades que les ofrecía, llegando a tallar piezas de gran valor estético y simbólico, como la daga en cristal de roca de Montelirio (Valencina de la Concepción, Sevilla).

Los estudios resaltan que, además de tener propiedades mecánicas y funcionales equiparables a las de otros materiales de buena calidad, el cuarzo muestra propiedades específicas que lo dotaron de un valor simbólico y mágico para diferentes sociedades prehistóricas, como refleja la presencia de prismas y cristales de roca en muchos ajuares megalíticos de la fachada atlántica europea.
Leer más »