18 dic. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La provincia de Sevilla sigue desvelando su rico pasado


El mosaico hallado en Cantillana representa a animales marinos - ABC.
En los últimos meses se han producido hallazgos arqueológicos en Carmona, Itálica y Cantillana.
18/12/2017. ABC.

La provincia de Sevilla posee un rico bagaje cultural labrado siglo a siglo por las civilizaciones que han habitado en ella. Así, sus pueblos albergan desde restos tartésicos o turdetanos hasta romanos o árabes que componen algunos de los yacimientos más importantes del sur de la Península.

Sin embargo, el pasado no deja de sorprender y, además de los restos arqueológicos que ya se conocen y que son un foco de atracción turística, aún hay tesoros ocultos en la tierra sevillana. Prueba de ello son los recientes hallazgos en Cantillana, Carmona e Itálica que han sacado a la luz valiosos vestigios.

El de Cantillana es uno de los descubrimientos más importantes de los últimos meses. Una rutinaria obra para mejorar las canalizaciones en los alrededores de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción ha dado con un pozo y un mosaico de origen romano que, aunque aún está fase de análisis, podría tratarse de un «compluvium», una edificación romana que recogía el agua de la lluvia para almacenarla en una cavidad subterránea.

Estos días se ha continuado con la limpieza y la investigación del recién hallado yacimiento romano, dejándose ver gran parte del mosaico, que tiene forma rectangular y ocupa más de doce metros cuadrados. Según ha informado el Ayuntamiento de Cantillana, muestra un «fantástico despliegue» iconográfico de animales marinos, fundamentalmente delfines, enmarcados por una cenefa clásica de ochos. El pozo, que quedaría hacia un lado, desarrolla un friso de danzantes y Ménades entrelazadas con tallos vegetales.

«Tanto los animales marinos del suelo como las figuras humanas del brocal del pozo lucen vibrantes colores y producen un extraordinario efecto de volumen que habla por sí solo de su complejidad y calidad», explican desde el Consistorio Local. Tal es la expectación de este descubrimiento que se han celebrado unas «jornadas abiertas» destinadas a los vecinos que han tenido un gran éxito de público. El hallazgo supone el primer gran vestigio de Naeva, la ciudad romana que dio origen a Cantillana y que, según los escritos de la época, contaba con un puerto fluvial de mucha importancia e, incluso, moneda propia.

Lecho de banquetes

Cualquiera podría pensar que en Itálica, una de las ciudades romanas más importantes de la Península y cuna de los emperadores Trajano y Adriano, ya no hay nada por descubrir. Sin embargo, los continuos trabajos llevados a cabo en el Conjunto Arqueológico siguen dando sus frutos. El pasado agosto, un equipo de arqueólogos de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla certificaron la existencia de un lecho de banquetes de la época romana con una construcción en patio única en España.

Como ya informó ABC, trata de uno de los hallazgos más llamativos del Proyecto de la Casa de la Cañada Honda, una de las viviendas mejor conservadas de Itálica cuya excavación comenzó en los años 70 pero de la que aún queda en torno a un tercio de superficie por conocer. El lecho forma parte de un tipo de construcciones eran parte indispensable de los banquetes que las clases altas realizaban para sus amigos, aunque el de Itálica sólo tiene comparación con el que utilizaba el emperador Adriano en la Villa Adriana del Tívoli en Roma.

Celebración de rituales

Por último, Carmona, otra de las ciudades romanas de la provincia por excelencia, ha sido el escenario de uno de los hallazgos más importantes de este 2017. Arqueólogos de la universidad alemana de Tübingen descubrieron a escasa distancia de la pedanía de Guadajoz una estructura de anillos concéntricos datada entre los años 2.600 y 2.200 antes de Cristo.

Se cree que el enclave pudo ser utilizado para la celebración de rituales y su relevancia se debe a que es el primero que se descubre en toda España con esta tipología, que sí se ha dado en otros yacimientos del norte de Europa. La arqueóloga Elisabeth Conlin, directora de la excavación, opina que el hallazgo es «espectacular».
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Trajano, el emperador sevillano que llevó la alegría a los romanos


Vista de la obra «Trajano recibe embajadores frente a la representación de la ciudad Drobeta», uno de los relieves de las Columnas de Trajano - Efe.
Una gran exposición en Roma le rinde homenaje a los 1.900 años de su muerte.
17/12/2017. ABC.

«Optimus princeps», es decir, el mejor entre los emperadores romanos. Este es el título que le dedicó al hispano Trajano el historiador Plinio el Joven, su contemporáneo. Ahora, a los 1.900 años de su muerte, se le rinde homenaje con la exposición «Trajano, construir el Imperio, crear Europa», un título significativo porque se muestra un pasado que sirve para indicar un camino al presente. Para una Europa que afronta tensiones sociales y diversos desafíos como el de la inmigración, la lección de Trajano puede tener actualidad, porque «Trajano fue un soberano atento a las exigencias de su pueblo», según el profesor Claudio Parisi Presicce, que ha ideado esta exposición en el Museo de los Foros Imperiales, en las salas de los mercados que llevan el nombre de Trajano.

Nacido en el año 53 en la ciudad de Itálica, en la Bética, una de las provincias romanas de la Península Ibérica, llamada Hispania por los romanos, Marco Ulpio Trajano fue el primer emperador que no pertenecía a una dinastía imperial. Fue nombrado en el año 98 por sus méritos y no por relaciones familiares. Trajano escaló rápidamente los grados de la carrera militar, demostrando dotes de estratega de guerras y de paz. Supo ser un sabio administrador, ganándose el consenso y la fidelidad absoluta de sus hombres. Por eso el emperador Nerva lo «adoptó» como su sucesor. «Llevó al Imperio a su máxima extensión (6,5 millones de kilómetros cuadrados, de los que 5 millones son los confines actuales de Europa), pero el sentido de sus conquistas no está ligado al de la sumisión, sino al de la inclusión», subraya el profesor Presicce. Esto se evidencia en las siete secciones en que se divide la exposición. Trajano conquistó tierras y pueblos, pero lo hizo implantando reformas sociales, potenciando las infraestructuras más remotas, aplicando buena administración y leyes, sin olvidar nunca la capacidad de persuasión para mantener el consenso y el afecto del pueblo.

Guerrero

«Trajano era un guerrero, lo indican las fuentes, pero lo que ganaba en la guerra lo invertía en el territorio», destaca uno de los tres comisarios de la exposición, Lucrecia Ungaro, explicando que el emperador hispano se concentró tras las guerras en la construcción, viendo cómo el comercio se extendía y el Estado se enriquecía con la pacificación. Por eso, Plinio el Joven le dedicó llamativas alabanzas: «Trajano supo traer alegría a los romanos. Él nos ordenó ser felices, y lo seremos».

Trajano es conocido por su amplio programa de construcción de edificios públicos. Aún perduran numerosos monumentos, como el Foro de Trajano, los mercados que también llevan su nombre y la famosa Columna Trajana, situada en el foro, un monumento de mármol de Carrara de 38 metros de altura, incluyendo el pedestal en el que está la tumba que conserva sus cenizas y las de su mujer, Plotina. La columna está decorada con 135 bajorrelieves en espiral para conmemorar sus victorias en Dacia (actual Rumanía), tras cruentas campañas desde el año 101 al 106. El recorrido de la exposición aprovecha el gran poder evocador de estos monumentos, así como del genial arquitecto civil y militar Apollodoro di Damasco, que gozó de la plena confianza de Trajano.

Una estrella «pop»

La exposición parte de la sección que recuerda su muerte en el año 117 en Asia Menor, donde cayó enfermo. Se convirtió en el primer emperador en morir fuera de Roma. La comisaria Lucrecia Ungaro resalta que la exposición pretende ofrecer un conocimiento en profundidad del personaje histórico, pero en una clave «pop», lo que significa «para todos, popular, porque no es para especialistas, sino que lleva a la atención de todos los públicos materiales extraordinarios. Hemos querido contar la historia, la construcción del Imperio teniendo presentes cuáles son hoy los confines legales de Europa».

Por su parte, el profesor Presicce subraya que «Trajano fue un constructor material y simbólico»: «Esta idea de construcción -añade Presicce- hemos querido unirla a Europa, que nace siglos después, pero que nos restituye el sentido de sus conquistas, en las que no hay sumisión, sino inclusión». La exposición refleja la dedicación de Trajano por mejorar los territorios conquistados con monumentos, calzadas, puertos, puentes o termas. Entre esas obras destacan el puente sobre el Danubio o el de Alcántara (Extremadura), denominado de Trajano. Todo ello sirvió para unificar el Imperio y dar una imagen de vida civil y cultura común. El recorrido se completa con extraordinarias piezas arqueológicas, bustos y monedas de la época. Trajano pertenecía a una óptima familia (Ulpia) de la rica Bética.

En la exposición se recuerdan también las mujeres que rodearon al emperador: su hermana Marciana, su mujer, Plotina; y su sobrina Matidia, a las que dedicó estatuas, monumentos e inscripciones. Las tres recibieron el título honorífico de Augusta. Fueron mujeres de poder con influencia sobre Trajano. Justo antes de morir designó como sucesor a Adriano, casado con Sabina, una sobrina nieta de Trajano. Durante casi un año, hasta el 16 septiembre de 2018, el emperador hispano, convertido en estrella «pop», será celebrado en Roma, que lo consideró el mejor hombre del Imperio.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

Adriano, el andaluz más poderoso

MANUEL PIMENTEL
13/12/2017. Andalucía Información.

¿Quiénes han sido los hombres más poderosos nacidos en suelo español? Pues sin duda, Trajano y Adriano, dos de los más grandes emperadores de Roma, dioses para sus contemporáneos, todopoderosos dignatarios de la Roma que aún habita en nosotros. Y ambos son andaluces, sevillanos de Itálica, para más inri. Trajano, apadrinado por Nerva, logró ascender a la cúspide del imperio sin ser romano, pues sus antecedentes familiares eran turdetanos. El imperio se abrió, se hizo cosmopolita con él. Los nacidos en provincias podían ascender a la cúspide del poder, ciudadanos por igual, al menos en teoría.

Trajano fue un emperador guerrero que, tras grandes éxitos en Germania y Dacia, logró llevar las fronteras hasta Partia, en un intento de emular a Alejandro. Ningún romano, ni antes ni después, llegaría a librar batallas en geografías tan lejanas. El Senado, en agradecimiento, lo nombró Optimus Princeps y, al morir, en 117,fue sucedido por su sobrino Adriano, por lo que este año se celebra el mil novecientos aniversario de su ascenso al poder. Y por ello, el Museo Arqueológico de Sevilla acoge una Exposición, titulada Adriano Metamorfosis, en sede compartida con el conjunto arqueológico de Itálica. ¿Por qué Metamorfosis? Pues porque con Adriano nació una nueva Roma, transformándose el paradigma dominante. Roma renunció a la expansión territorial, amuralló sus fronteras y se dedicó a mejorar la vida de los ciudadanos de su vastísimo imperio. Nacía la Pax Romana, que se extendería casi dos siglos, con su consiguiente bienestar y prosperidad. Adriano impulsó la obra pública, la economía y el derecho, pero, sobre todo, puso en valor la diversidad cultural del imperio. Griego en Atenas, egipcio en Tebas, turdetano en Itálica, romano en todos los rincones, el fermento de la diversidad enriqueció la vida cultural del imperio y, probablemente, alargó la vida del imperio mucho más allá del plazo que nadie hubiera podido sospechar. Si su afán hubiera sido el más y más lejos de Trajano, quizá el imperio hubiera saltado por los aires como ya ocurriera con el del gran Alejandro. Trajano, el conquistador; Adriano, el estadista.

Andalucía se reencuentra con su gran emperador a través de la mencionada exposición y de un documental que se emitirá tanto en Canal Sur como en TVE y que se estrenó ayer martes. A día de hoy seguimos siendo Roma, en gran parte, gracias a Adriano y es de agradecidos homenajearle como el andaluz, que fue, más poderoso que vieran los siglos.

También es un aniversario para reivindicar su figura y sacudir cierta leyenda negra que comienza a difuminarla. Las novelas estupendas de Santiago Posteguillo confrontan un Trajano poderoso, osado y noble con un Adriano taimado y traidor. Pudiera ser, quién sabe, aunque no parece probable. Historia en mano, fue Trajano quien lo nombró sucesor con signos evidentes de aprecio a lo largo de su vida. Lo demás es simple leyenda. En todo caso, ambos fueron emperadores portentosos, que elevaron a su cénit al imperio romano y que iniciaron la brillante dinastía de los emperadores de origen hispano.

Sevilla dedicó sendas calles emblemáticas de su casco histórico a los dos emperadores y hoy, con la exposición Adriano Metamorfosis, quiere honrar, ensalzar y dar a conocer a su paisano más ilustre. No lo dude, visítela.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas: , , ,

Publicaciones internacionales se hacen eco del libro de las investigaciones del "gran monumento" de Montelirio

La obra cosecha reseñas en las revistas Antiquity, Trabajos de Prehistoria y European Journal of Archaeology
12/12/2017. El Economista.

Una vez en circulación el libro 'Montelirio: Un gran monumento megalítico de la Edad del Cobre', que reúne las investigaciones relacionadas con este dolmen descubierto en 1998 en Castilleja de Guzmán (Sevilla), la comunidad científica internacional ha saludado su contenido, con reseñas en tres publicaciones especializadas y de rango internacional, con la idea de que la obra constituye un "logro monumental", como la propia construcción megalítica en la que se inspira.

El dolmen de Montelirio, recordémoslo, está enclavado en la zona del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán y está caracterizado por un corredor de aproximadamente 39 metros de longitud, una cámara principal de 4,75 metros de diámetro y otra cámara secundaria de 2,7 metros de diámetro, bajo un túmulo de 2,75 metros de altura.

Se encuadra, por cierto, en las 779 hectáreas de los municipios de Valencina de la Concepción y Castilleja declaradas como Zona Arqueológica, al estar pobladas por múltiples vestigios del antiguo asentamiento humano que habría recalado por este sector de la cornisa del Aljarafe, allá por la Edad del Cobre.

El mencionado libro recoge así los resultados de los estudios e investigaciones científicas realizadas merced a las excavaciones arqueológicas acometidas en el dolmen y su entorno entre 2007 y 2010. En tales estudios, según la información recogida por Europa Press, participaron a lo largo de estos años 45 especialistas de 16 universidades y centros de investigación de cinco países distintos (Alemania, España, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido), con el uso de algunos de los métodos y técnicas de investigación más a la vanguardia de la arqueología moderna.

MILES DE CUENTAS DE COLLAR, FIGURAS Y UTENSILIOS

Y es que las mencionadas excavaciones arqueológicas, recordémoslo, supusieron el rescate de no pocos restos óseos humanos, así como un espectacular ajuar formado por unas 4.000 cuentas de collar y numerosas figuras zoomorfas, otros utensilios y objetos de marfil, sílex o ámbar, dos altares circulares y más de cien puntas de flecha.

El libro 'Montelirio: Un gran monumento megalítico de la Edad del Cobre' recoge no sólo un análisis del monumento megalítico y los productos artesanales y artísticos de piedra, marfil, oro y ámbar recuperados del mismo, sino además formula toda una descripción de la forma de vida de las sociedades de la Edad del Cobre, profundizando en su tecnología, artesanía, pautas de contacto e intercambio, y su organización social.

Pues bien, después de que dicho libro viese la luz el pasado mes de marzo, según ha señalado a Europa Press Leonardo García Sanjuán, del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla y uno de los editores científicos de la publicación, la obra no ha pasado desapercibida paran la comunidad científica internacional.

Y es que a día de hoy median ya dos reseñas publicadas en revistas especializadas y una más pendiente de ser publicada. En primer lugar, Jean Guilaine, del College de France, "quizás el más reputado especialista en la Prehistoria Reciente de Francia", ha publicado una reseña en la revista Trabajos de Prehistoria, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), considerando que del contenido del citado libro se infiere que "la historiografía del Calcolítico europeo acaba de dar un salto adelante".

EL ENCLAVE DE VALENCINA

"No se puede interpretar las diversas tumbas del sector de Montelirio sin interrogarse sobre la propia significación del sitio en el que se insertan, Valencina. Su amplitud territorial, un lugar de concentración de la población al final de la gran bahía antigua del Guadalquivir, le confiere una posición única de contacto entre la Península Ibérica y África, el Mediterráneo y el Atlántico", expone además Jean Guilaine.

De otro lado, Katina Lillios, catedrática de Prehistoria de la Universidad de Iowa City (EEUU), especialista también en el Neolítico y la Edad del Cobre de Europa, ha publicado una reseña al respecto en la revista Antiquity, publicada en Cambridge (Reino Unido). En dicha reseña, entre otros aspectos, Katina Lillios considera que el libro sobre las investigaciones del dolmen de Montelirio, "al igual" que el propio monumento megalítico, "representa un impresionante logro de monumental trabajo".

La tercera reseña, prevista por la revista European Journal of Archaeology, de la Asociación Europea de Arqueólogos, correría a cargo del profesor Pedro Díaz del Río, científico titular del CSIC, toda vez que según Leonardo García Sanjuán, la demanda del libro ha sido tal, que "en apenas diez meses se ha agotado" la tirada inicial de 500 ejemplares y la Consejería de Cultura estaría ya preparando una segunda edición.
Leer más »

12 dic. 2017 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El robo en San Isidoro del Campo estuvo dirigido por una banda de profesionales


Un panel tapa la zona expoliada. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ.
Las piezas cerámicas del XVI que se sustrajeron pesaban 240 kilos.
08/12/2017. Diario de Sevilla.

El robo perpetrado en agosto de 2016 en el monasterio de San Isidoro del Campo, ubicado en Santiponce y declarado bien de interés cultural (BIC), se saldó con la sustracción de 392 piezas de azulejo, cenefas y rodapiés con un peso de 240 kilos, si se tiene en cuenta el mortero adosado a los materiales. Estos datos proceden del estudio elaborado por la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano. Para estos expertos, el robo lo cometieron verdaderos "profesionales".

Así lo expone Jesús Marín García, presidente de dicha asociación, en un artículo publicado en el boletín de noviembre de la Asociación Ben Baso de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico. Marín analiza el conocido expolio perpetrado el 17 de agosto de 2016 en el claustro de los muertos del monasterio de San Isidoro del Campo, donde "recortes radicales en el gasto público afectaron gravemente la conservación del patrimonio y propiciaron el estado de precariedad del enclave".

QUIENES REALIZARON EL ROBO SABÍAN CÓMO EXTRAER LAS PIEZAS SIN PROVOCAR DAÑOS

El presidente de la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano precisa que fueron sustraídos "seis modelos distintos de azulejería de arista del siglo XVI, atribuida a Niculoso Pisano según el historiador Pedro Respaldiza, y a los hermanos Polido, según el profesor Teodoro Falcón". El total de piezas robadas se eleva a 392, concretamente 300 azulejos, 65 cenefas y 27 piezas de rodapiés.

Partiendo de la premisa de que "cada azulejo tiene un peso de 495 a 510 gramos, que podría llegar a los 600 gramos contando con el mortero adosado, el peso total del panel robado está en torno a los 240 kilos", según Jesús Marín García, cuyo artículo expone que "parece ser que los ladrones cargaron todo el material en sacos y lo sacaron a hombros por la parte del Claustro de la Hospedería, y de ahí pasarían a la zona no rehabilitada del monasterio, lugar abandonado y con escasa vigilancia".

"Quienes encomendaron el robo supieron elegir bien las piezas, aconsejaron cómo extraerlas sin excesivos daños y sin tocar otros azulejos de data posterior y formato diferente". Para Marín, los autores materiales del expolio "sabían a lo que iban" y "no responden al perfil de ladronzuelos". "La tranquilidad con la que trabajaron (cuatro horas) revela que tenían conocimiento de los lugares en los que están colocadas las cámaras y sensores de movimiento, así como un conocimiento exacto de por dónde hace guardia el vigilante nocturno.
Leer más »