7 mar. 2012 ~ ~ Etiquetas:

El Arqueológico se cae a pedazos

El Ministerio interviene de urgencia por los desprendimientos. Cultura dice que respetará los proyectos heredados del anterior Gobierno para los museos sevillanos, pero no les pone fecha.
05/03/2012. El Correo.

Visitar el Museo Arqueológico de Sevilla está empezando a convertirse en una actividad de riesgo, más que una afición cultural. Quizá resulte algo exagerada la expresión, pero el estado en que se encuentra el edificio no invita a menos. Estas últimas semanas la unión temporal de empresas Copcisa está llevando a cabo en la sede de esta institución una intervención de emergencia ante nuevos desprendimientos registrados en su fachada en los últimos meses.

En concreto, se están asegurando mediante mallas metálicas los pináculos, esculturas y cresterías que coronan el inmueble. Del mismo modo, se están consolidando y limpiando los escudos y relieves exteriores, ante el riesgo inminente de desprendimientos, según informaron a este periódico los propios trabajadores de la obra. Además, se ha instalado una red en la entrada del museo, para evitar que los cascotes -que ya los hay- puedan herir al visitante. Estos trabajos de emergencia los licitó el Gobierno el pasado noviembre con una inversión de 189.073 euros.

"Para la rehabilitación integral del edificio aún no hay fecha ni dinero, esto son obras de urgencia para evitar que elementos de la fachada puedan caer sobre algún viandante", explicaba esta semana uno de los operarios a unos curiosos.

Esta nueva actuación ha cambiado radicalmente la imagen exterior del inmueble, ya de por sí deteriorada. Las protecciones metálicas en las crestas aumentan la sensación de ruina del edificio, ya de por sí más que deteriorado.

Pero la cosa no queda aquí. La precaria y lamentable situación del pabellón, que ni es nueva, ni se remedia con esta intervención, ha obligado también a cercar el museo. Dando un simple rodeo al edificio se puede observar que todo el perímetro museístico está vallado y se exhiben carteles con la advertencia: "peligro de desprendimientos". Esto sin contar con que los techos de las galerías exteriores, visibles desde el exterior, están apuntalados y, en algunas zonas, hundidos.

A pesar de ser pública esta precaria situación, desde el Ministerio de Educación y Cultura, titular del museo y responsable de su mantenimiento -la gestión está transferida a la Junta de Andalucía-, no se tiene aún fecha para llevar a cabo el proyecto de rehabilitación integral que en la pasada legislatura el Gobierno adjudicó al estudio arquitectónico de Vázquez Consuegra, y que pretendía regenerar el edificio.

La buena noticia es que desde la Secretaría de Estado de Cultura se ha informado a este periódico que el nuevo equipo del ministerio ha mostrado su voluntad de mantener los proyectos heredados del anterior Ejecutivo para la ampliación del Bellas Artes -a través del Palacio de Monsalves-, así como la reforma del Arqueológico. La mala, que la ejecución de ambos se mantiene "a la espera" de disponibilidad presupuestaria, algo que, teniendo en cuenta la necesidad del Gobierno de reducir el déficit, para lo que tendrá que llevar a cabo severos recortes, no parece alentador.

En cuanto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012, que el Ejecutivo presentará a finales de marzo, desde la Secretaría de Estado comentan que aún no ha llegado a ese departamento, por lo que no pueden informar de si este año arrancarán estos proyectos.

En cualquier caso, la pregunta ya no es si los museos sevillanos tardarán en ver cómo se inician sus mejoras, sino si serán capaces -en el caso del Arqueológico- de aguantar. Y es que esta situación de casi indigencia la llevan arrastrando más de una década, con edificios y medios obsoletos y ruinosos y, ahora, sin presupuestos para realizar actividades y exposiciones del nivel de los grandes museos nacionales -esto último a causa de la escasez de inversiones de la Junta-.

Desde la Secretaría de Estado de Cultura también lanzaron un jarro de agua fría sobre una de las propuestas electorales estrellas lanzadas por el candidato del PP-A a presidir la Junta, Javier Arenas. En concreto, la referida a crear una subsede del Museo del Prado en el Bellas Artes de Málaga. "El proyecto del Prado en Málaga no se contempla en este ministerio, al menos de momento. Lo que dijera Arenas sería la expresión de un deseo, pero ahora mismo no está contemplado". Malos tiempos para todos.

1 comentario:

Pedro Miguel Suarez dijo...

Hay dinero solo para lo que interesa, por ejemeplo hace poco millonarias subvenciones para los partidos politicos y sus fundaciones privadas.